Más allá del sí

Se conocieron y se ataron de por vida.
El no la quería, creyó. Ella cayó rendida a sus pies.
Tuvieron una bendición que casi no entendían.
30 años ya han pasado desde aquella situación.
Ella lo sigue amando. El hoy sabe que era ella,
Que fue ciego al no querer ver en ella la elegida,
Su verdad, su camino y su final,
Con la que tuvo sus hijos, y ahora disfruta los nietos,
Con la que le encanta viajar y, a veces, hay que renegar,
Con la que siempre estuvo y
Con quien quiere por siempre estar.
Lo vivido no fue en vano, la juventud impedía ver.
Hoy por las noches sus corazones laten al unísono.
Ahora se plantean como sucedió esta cosecha
Y si la siembra alguna vez importó.
Después de todo el azar los unió.
Y si pudieran elegir de nuevo nada sería diferente.
Pues, resultó como nadie pero, nadie podía saber…
Muy bien. 




Carlos Gorriarena,1983-84 - Familia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whatsapp miente

Muestra gratis

Atragantarse