Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Resquemor

Imagen
Desearía poder manejar mi sentir,
estar a tu lado y dejarme fluir,
saberme tu compañera amada y serena,
reposar en tus labios, descartar una tregua.
Aunque trillado, quisiera pensarnos en rosa,
sin sentirme prescindible, sin esperar la derrota,
desplegar sin temor todas mis caricias,
disfrutar de los besos como una buena noticia.
He intentado en vano olvidar el pasado,
cortar los lazos gastados,
hacerme valiente,
derrumbar barreras,
creer en nosotros ante la luna llena.
Siendo vencida por inseguridades,
me inclino a una historia de estrellas fugaces.
Una foto amarilla en papel digital,
reflote de ausencias que nunca se van.
Como decirte que temo tu olvido
si sólo unos pasos hemos compartido.
Y que me ganan las ansias,
que se quiebra el valor,
que necesito tu luz para ser ilusión.








Pintura: Vicente Romero

Atributos

Imagen
El egoísmo no te deja ver más allá de tu existencia.
Y cuando por las tardes pronuncias mi nombre,
Es tu corazón el que se esconde
Pues, ya no lo escuchas,
De susurrar ha cesado,
Testigo de un amor roto.
Cae la noche la noche y el desgano.
Caretas, fachadas, intrigas, nostalgias,
Como si fuese ayer,
Cuando casi me amabas.
El viento, la noche, los sueños, las ansias,
Como en el desierto, ilusiones espolvoreadas.
La erosión del ritmo apretado de viejos latidos
También arrasa los gestos de tiempos erguidos.
Cariño archivado junto a frases eternas,
En un baúl con llave para que no escape la pena.
Ya la soberbia te sirve la mesa
Y la tristeza te tiende la cama.
El orgullo, fiel consejero, esconde mi rastro;
No sé a que le temerá tanto.
Y tú, no te das cuenta
Que no he sido yo quien se aleja, quien huye,
Quien teme tomar esta apuesta.
Una lágrima cae en tu tibia mano.
Cabe la duda de si alguna vez has amado.







Pintura: Vicente Romero

Sucumbir

Imagen
En un corto tiempo, vestí de sinceridad sus manipuleos. Decía adorarme y le creí, debido a que correspondió cada una de mis formas.
Prontamente, en un instante fugaz se decidió por desairarme y perdida me hallé ante su escape.
Busqué la más infame forma de despertar, caí en los peores brazos con mi desierto, ignoré la claridad de los gastados artilugios masculinos para conquistar. Pues quería ser conquistada, deseaba mi gran romance, y lo convertí en un melodrama por la frustrada selección de galán.
No medí el daño aún, internamente lo presiento enorme, y así todo es nada. Devastada quedé aquí.
Algunas palabras intentan forzar mis oídos para reconfortarme, no pienso dejarlas entrar.
El jurado de mi conciencia, sostiene su veredicto desde antes del fallo.
Y el recuerdo de unas manos… Y un sueño que no atendí, ponen más peso en esta mochila que con tropiezos rellené.
Mal gastado el precioso tiempo, despreciados las estrofas que escribí, con un corazón de tiza siento que me perdí.
Podrá la vida …

Un amor poco convencional

Imagen
Sin ligaduras, sin miedos y de puertas abiertas.

Más allá de las especulaciones y la vida.

Es anhelo de todos y el imposible de más de uno.

Se lleva por dentro, se siente por fuera.

Aleja las sombras, genera la calma, alimenta la llama.

Es saberse del otro por elección, no por prisión.

Es amanecer juntos durmiendo separados.

Es la ilusión del mañana siendo felices hoy.

Es mil caminos que convergen en uno, el nuestro.

De creación, de exploración, de vitalidad y afectos.

La noche es amiga y confidente, para recibir el día con esperanza

Pues estas son almas que concretan.

Saberse del otro llena los viejos vacíos.

Aprendemos de los desaciertos como beneficio extra.

No le tememos al rumbo de la vida, pero mucho lo respetamos.

Porque él nos puso frente a frente y con el tiempo descubrimos el paso sincronizado.

Aprendimos a esperarnos sin juzgarnos.

Y que si mañana no estamos más juntos así debía ser.

Nos arrancamos muchas lágrimas pero más risas.

Y cuanto más nos conocemos más nos atraemos…