Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

No te enamores de mí

Imagen
No te enamores de mí, Puede que solamente encuentres desilusión Cuando en algunas noches la rutina me pida algo de soledad, O bien si mis espacios se disfrazan de abandono. Mi curiosidad infinita puede asustarte. No me gustaría que veas mis cicatrices.
No te enamores de mí, La sensibilidad a flor de piel puede parecerte algo pasado. Temo te pelees con mis defectos En lugar de intentar aceptarme tal cual soy. No quiero que me desconozcas cuando la seriedad me invade Ante los asuntos por otros olvidados.
No te enamores de mí, Puede que mi libertad se confunda con libertinaje; Que en mis suspiros busques causas. Sería complicado explicarte porque necesito meditar en silencio Y cuan importante es ayudar al prójimo, En especial al que nada sabe de mi existir.
No te enamores de mí, Puede que yo también me enamore y empiece a soñar con un mañana a tu lado, lleno de luz, Pisando fuerte, prescindir del pasado, Disfrutar en cada día de tus deliciosas manías, Y saber que es por ti la sonrisa que hoy me ilumina.
No te e…

Instantes

Imagen
Por un minuto de reloj perdí el bus.
Tuve que esperar media hora más
Hasta que otro vuelva a pasar.
Como era tarde,
El tráfico estaba insoportable
Y llegaría cuarto de hora tarde esta vez,
Mi jefe seguro me querría matar
Y pilas de labores me iban a abrazar…
Iba en camino, al fin,
Y una manifestación nos demoró en la plaza.
Gente subía, gente bajaba del bus.
Resignada, miré -sin mirar-
Sobre mi hombro izquierdo,
Como quien pasea la mirada sin rumbo,
Y del otro lado de la ventana lo vi.
Y él me miró.
Mientras el bus se movía avanzando lentamente,
Me saludó dibujando una sonrisa perfecta
Que iluminó su cara, y la mía.
Y se detuvo el tiempo
Y nada más importó.
La radio acompañó con una balada
Y cuando me dí cuenta,
Había pasado media hora de viaje
Y ya me tenía que bajar.
Más cuando llegué a la oficina,
Todo estaba bien.
Tal vez ayudó el aroma a chocolate de las galletas
Que a mis compañeros preparé.
No sé por qué me ahogué sin querer,
Como si solucionara algo el temor.
Mientras que lo único …

Corazón abierto

Imagen
Necesito escuchar tu voz porque sé que hay mucho más de lo que leo en tu mirada. Es preciso que me expliques como llegar en tus momentos, qué hacer cuando estamos juntos, y cuando debo de marchar. Aunque no estés previsto, quiero escucharte decir basta, cuando mi espacio quiera invadirte asumiendo que así te hace feliz. Puede que sea incómodo más se requiere que tus tiempos sean develados. Poder no llegar tarde ni temprano. Desearía que me cuentes tus anhelos, que juntos proyectemos y que aprendas más de mí. Pondré en la mesa mis ideas, mis herramientas y mi compromiso. Alistaré mis oídos, suavizaré mis manos, aclararé la voz y al son del latido te corresponderé. Podrás contar conmigo siempre. Mi paso estará listo para acompañarte. Tal vez vengan miedos que habrá que ignorar. Quiero que te sientas conmigo la persona más amada que en esta Tierra hay. Ansío aportarle a tu historia el sentido más grande de la amistad.




Imagen: Spring Night (1860-1939) | extraído de Maria Laterza Tutt-Art



Esperar

Imagen
Fotografía: Nastia Vesna


Hoy recién noté su ausencia. Yo sabía que algo no estaba en su lugar. La impaciencia me confundía. Hoy se que traspapelé la esperanza. Hace unos quince días que no la veo, o más. A ver, desde la última vez que lo vi... Pensándolo bien ya pasó un mes. Tal vez se la llevó él. En su lugar encontré abatimiento, Que se hizo amigo de mi soledad. No tardaron en convencerme para que renuncie A todos los sueños que empecé a bordar. Por suerte pedí un tiempo fuera, para meditar, No quería arrepentirme luego, 
No habría vuelta atrás. Esperaba recobrar fuerzas Y hacer las cosas con voluntad. Tal vez, por qué no, 
Al abrir un cuaderno, Entre algunas hojas poderla encontrar. Ellos no lo saben, 
Sé que no está perdida. Por momentos puedo sentirla cintilar. Además la extraño y la necesito. Vuelve ya esperanza, 
No te escondas más.

Aquí y ahora

Imagen
No alcanza un gran beso ni un solo te quiero, Saber la existencia en nula presencia. No bastan los cuentos que nunca suceden, El amor teórico que muere en papel. No existen las pruebas de suceso alguno Ni quedan espacios para soñar. No alcanza una vida ante espera eterna Ni hay lunas llenas que quiera mirar. La resignación gana esta vez. No puedo luchar, no veo el por qué. Ni siquiera estas en este momento Como para que tus ojos intenten brillar. Tal vez no puedas ser de otra manera, Sin embargo yo elijo vivir sin ti.






Fotografía: Nastia Vesna

En vano

Imagen
Fotografía: Nastia Vesna



Ayer pasé por tu casa, cansada de esperar a encontrarte por la mía, Como no te vi, hoy miré de reojo por la puerta de tu oficina; No esperaba encontrarte más las ilusiones me guiaron de nuevo. Por suerte me cortaron la luz, sino te espiaría en Internet.
Ante la existencia del identificador de llamadas, dudo Y reflexiono que no te debo llamar aunque por un instante crea Que moriría si tu voz no volviera a escuchar jamás. Después de todo, puede que te esté pasando lo mismo.
Inhalo bien profundo, sintiéndome como de quince años. Con el corazón acelerado y una ansiedad que impide respirar normal. Se que tu vida no me contempla y caigo abatida ante mi ingenuidad Sintiendo que no alcanza ninguna esfuerzo extra.
Que te quiero lo sientes, Que te espero lo sabes, Que me gustas te he dicho, Y espero que seas feliz, aunque no sea conmigo.