Confesión

Digo con gran esfuerzo que te quiero olvidar pero, este querer mío parece grabado en lo profundo del alma que solitaria e ilusa imagina otro final.
¿De donde vienen mis lágrimas? brotan y brotan inoportunas sin preguntar.
¿Por qué te extraño tanto? es la pregunta que no para de rodar.
Alejarme de ti no puedo ya que no estás. No se si ni de lo que estoy hablando, otra vez ¡no estás!
Más cuando miro a un costado ahí te veo. Quisiera tocarte, que seas real.
La magia de un beso no imaginé. Si me hubieran prevenido tampoco hubiera creído.
Consecuencia o castigo de mi travesura, siento amargura en la habitación, desolado lecho que hecha de menos oficiar de escenario de tu sublime actuación.
Aunque sea en tus sueños me confortaría saber que me encuentras, que soy tu adorada, tu fascinación, que cuentas estrellas y cada minuto, deshojando pétalos por si tienes mi amor.
Como no puedo borrarte tu historia está ahí, a mitad de mi diario y dentro de mí.
Será que el amor que yo vislumbré Dios lo tenía para otra mujer.
Me siento pequeña, tan tonta, incompleta, estrella fugaz que ya no contemplas.
Tu ángel guardián me propuse ser más, en la distancia puedo leer que nunca seré tu musa perenne, sólo quisiste entretenerme.
Imposible creer que te dolió perderme, si nada hiciste por recuperarme.
Sabiendo que más nada yo te pido, me conformaría escuchar tu latido, aquel ritmo que inexperta creía que era por mí que existía.
Te excusaste incompetente de elegir este sentir entre tantas ausencias que en tu entorno hacen ruido, personas sin rostro que buscan provecho, atraídos por algo que me pertenece.
Era un temprano ayer cuando sucedió. Primero sentí, lo entendí y lo acepté. Luego, tomé la decisión, elegí lo que quería, elegí que te quería.
Lo demás fue efecto dominó. No me di cuenta de que tú ni te habías percatado del suceso y no ejerciste tu derecho, por el que hoy algo al menos sería distinto, tu y yo juntos, en un sola vibración.
No es tanto lo que hay que entender como lo que hay que intentar.
No es tanto el esfuerzo por dar como lo que tenias por ganar.
Sin duda me inspiras y no lo puedo manejar. Es como si me faltara el aire. Y se que puedo aún vivir. Más no es como lo deseo. No sin tí.
























Richard Burton´s Nightmare by Pure Evil Bunny (UK) 2011.

Comentarios

  1. Para mi amiga Vero, salvando las distancias, ¿quien no ha vivido un amor no correspondido?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Muestra gratis

Whatsapp miente

Atragantarse