Ahora es el momento

He buscado el momento perfecto en el que el mundo se detiene, 
sonando de fondo campanas, caminantes que desaparecen, 
mientras los rayos del sol acarician, el aire envolvente en una fresca brisa.
Y sin notarlo pasaron los meses, perdiendo momentos 
y deshojando excusas mientras construí un dique 
a los versos infiltrados del manantial de mis besos. 
Disimular mis ansiedades me transportó a un abismo 
que enloqueció el timón de mi rumbo
 confinándome al letargo del fuego indestructible.
Los avatares, solamente míos, son variables y aditivos, 
rematados por un golpe de gracia, 
marchar detrás de un fugitivo.
He sorteado mil barreras, tanto propias como ajenas 
pero, este karma no interpreto. Creo no tengo más remedio. 
Deduzco que deberé renunciar a los momentos precisos 
porque no hay horario para la verdad, el dolor o el albedrío. 
Sospechar de ciertas cosas es común 
pero, me arriesgo a la ceguera por mantos de luz.
Por eso ahora, sin más preludios, 
mi pecho abierto grita que es tuyo, 
lo que busca y siente eres tú, mi amor más ferviente, eres tú.




















Fotografía: Nastia Vesna

Comentarios

Entradas populares de este blog

Whatsapp miente

Muestra gratis

Atragantarse