Planes



Nada resultó según lo planeado.
En segundo año abandoné la carrera de grado,
Aquella que siempre creí sería mi vocación.
No me casé con aquel amor de la primaria
Ni con el de la secundaria ni el de la universidad.
No fui a conocer la Antártida con mi madre,
Ni la Isla de Pascua ni el Taj Mahal.
No sembré calas en mi jardín
Ni me anoté a misionar por los Valles Calchaquíes.
No tuve cinco hijos, ¡menos mal!
Pero me llené de canas igual.
No asistí al curso de cocina árabe
Ni los lunes al de chino mandarín.
No recorrí México de mochilera
Ni a ningún otro país.
No tiré el origami que alguien me regaló
Ni las fotos con mi primer amor.
No logré perdonar a la amiga que me usó
Ni al jefe que me mintió.
No pude mantener aquel trabajo en el que era infeliz
Ni pude prometer lo que sabía que no iba a cumplir.
No alcancé a borrar los besos del que alguna vez amé,
Ni siquiera una palabra de las que quise creer.
No me volví egoísta en un mundo individualista
Ni ayudé a la razón a ganarle al corazón.
No pude evitar levantarme de nuevo cada vez que me caí.
O volver a enamorarme aunque al corazón rompí.
No dejé de planear aunque tuviera un par de dudas
Ni cesé de creer aunque nadie más me entienda.
A pesar de todo, la vida sigue y me puso a escribir
Aunque no estuviere ni remotamente planeado por mi.


Comentarios

  1. En verdad, es una gran sorpresa y a la vez un honor descubrir tu mundo interno. A los poetas nos une un hilo invisible. Yo celebro eso, y celebro lo que escribes. Saludos. Mario Doldán.

    ResponderEliminar
  2. Un gusto Mario, gracias por visitarme, saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Muestra gratis

Whatsapp miente

Atragantarse