Castigo


En esto que me quieres,
Cuando quieres,
Como quieres,
Donde quieres y, en definitiva,
Si tú quieres,
Te aseguro lo que menos siento es querer alguno.
Solía soportar cualquier cosa con tal de sentir cariño.
Me costó pero entendí que 
Quien da sobras jamás te va a amar.
Supe esperar, supe insistir.
Me postergué y callé.
Nadie vino por mí.
Nadie preguntó que había en mi silencio.
Pagué con creces platos rotos 
Por alguien que jamás conocí.
Pero, que no se marchaba y ocupaba mi lugar.
La mirada sin pasión, cada vez más tenue.
En la respiración se leen las preocupaciones.
Morí y resucité cientos de veces.
No me quedó más remedio que aceptar mis fantasías.
Entender que a mí nunca me iba a suceder.
¿Por qué a mí?
Si como yo hay tantas otras personas.
Si no merecía siquiera 
Un beso en la frente para mi cumpleaños.
Si después de todo no fuimos nada.
Errar como de costumbre.
Va un fracaso más para mi colección.
Camino entre la decepción y la falta de sorpresa.
Para que no vuelva a desviarme,
Impacta un cachetazo a la ilusión.
El autocastigo, el encierro, 
El desamor que se transforma en condena.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Planetario

Whatsapp miente

Atragantarse