Apariencias


Se encontraron de repente, frente a frente.
La calle estaba vacía salvo por ellos.
Llevaban mucho tiempo sin verse
Y el momento fue una cachetada a la curiosidad.

Con respiración entrecortada y
Una repentina preocupación por sus vestimentas,
Se quedaron inmóviles y mudos,
Como la fotografía de una escena.

Pero, sus ojos hablaron:
-Hola. Al fin vuelvo a verte.
-Hola. Yo también te extrañé.
¿Cómo has estado?

-Oh amor, en este instante,
Contra esa pared, a plena luz del día.
Te besaría como nunca antes te han besado y
Me abrazaría tan fuerte así nunca podrías irte.

-Siento tus palabras y
Sensaciones tan fuertes como nunca sentí.
Esos ojos nunca brillaron tanto como lo hacen hoy.
Mi deseo anhela corresponder a tu deseo.

De repente, la bocina de un auto como un disparo,
Seguido de un hondo inspirar,
Ambas miradas caen en algún costado en el piso,
Una sonrisa histérica intenta saludar.

Titubean, toman distancia y
Con un ademán de “hasta luego” se marchan
Despacito, por si el otro se arrepiente,
 Mientras la misma bala va atravesando sus corazones.

Ninguno tiene valor para darse la vuelta.
Continúan caminando con cierta inseguridad,
Con cierta agitación y respiración entrecortada.
Preguntándose lo que no se animaron a expresar.

Ella se aferra con sus manos a su cartera y
Él lleva las suyas a los bolsillos
Con cierta melancolía y resignación.
Esa fue la última vez que iban a verse.


Fotografía: Inpired de Nastia Vesna

Comentarios

Entradas populares de este blog

Muestra gratis

Whatsapp miente

Atragantarse