Con ustedes señores

Poseo un mecanismo maravilloso
Donde no soy lo que parece
Y usted no cree la que soy.
Soy una persona hipercomunicada
Que tiene miedo de sentarse en un café
O que le hablen al oído con interés.
Tengo una sonrisa amplia
Que es el embalse contenedor
De unas venas llenas de lágrimas.

A mis parejas las elegí 
Alternando entre su parecido
Con mamá y con papá.
Más yo quería un hombre
Altivo e inteligente como mi abuelo.
Y así, yo me convertí en él.
Hasta manché mi pierna izquierda
Con notorio parecido a la suya
Pero por medios distintos, afortunadamente.

Trabajo como si toda mi vida dependiera de ello,
Como si mereciera eso todo de mí.
Y la verdad es que no hay poesía, 
No hay en una oficina de cristal.
Y me siento un pájaro que olvidó volar.
Así es que ando ordenando mi prioridad.
Si puedo disfrutar del tibio sol,
Si me bastan las caricias de la suave brisa
Y si en el pasto verde puedo descansar...

No seré más, aunque le pese, la que usted cree
Porque no hallará en mí las cenizas del ayer.
Hoy me vestí de rosa
Para quererme desde afuera
Porque desde adentro
Ya me sé querer.
Para ustedes soy una mujer nueva,
Soy otra distinta.
Desde hoy, para mí también.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Planetario

Whatsapp miente

Atragantarse