Anti ismo

No creo las absolutas adhesiones,
la idolatría siempre termina mal,
nada me enamora hasta la eternidad.
elijo caminar, pensar y respirar sin usar vendas.
Como mujer me llevo la peor parte
en un mundo de machos, pero ausentes, es así.
Asumo un cansancio no compartido.
Resisto gracias a la esperanza que no perdí.
Una madre que olvidó hablarme
ni me enseñó a mirar a los ojos
me espera con galletas de limón
para la hora del té.
Tengo sueños despierta
que descarto mientras bostezo.
Me cuesta creer que lo lindo
sea sólo por soñar.
Entre la vida que elijo
y la vida que añoro
siempre hay un abismo
que no me ánimo a cruzar.


Bettina Dávalos


Comentarios

Entradas populares de este blog

Planetario

Whatsapp miente

Disimuladamente