Sana con derechos

Cuando un hombre coge a una mujer
ella se siente segura desde lo más íntimo,
no se enamora, se relaja
y en la entrega ensaya un pacto de pertenencia.
Lo primitivo se confunde con lo social,
pues el ágape viene mucho después del instinto.
No es castigo, es naturaleza;
el macho sale a aparear;
la hembra, con más o menos culpa, se entregará.
Acepta mujer vivir el amor en todas sus formas
para desarrollarte plenamente.
Quédate abierta para vivir una sexualidad armoniosa
en tanto forma parte de la vida
y de la felicidad a la cual tienes derecho,
como cada criatura, especialmente tú.
Disfruta, goza, que una relación es otra cosa.


Bettina Dávalos

Comentarios

Entradas populares de este blog

Planetario

Whatsapp miente

Atragantarse