Tiempo

Una mirada que se vuelve sonrisa
tras una palabra que conforma
una oración y, luego, otra oración,
Y si los minutos se convierten en días
cuando las ganas se transforman
en fervientes deseos,
en ansiadas caricias...
ahí caberá la duda
y, también, existirá el amor.


Bettina Dávalos

Foto: Erika Aghemo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Planetario

Whatsapp miente

Atragantarse